Chrome: simulando dispositivos

Cuando se diseña una página web, una de las preguntas habituales, es cómo se verá en otro equipo diferente. En la época donde el PC reinaba en solitario, esto se traducía en comprobar la compatibilidad de la página con los diferentes navegadores (lo que podía ser un auténtico dolor de muelas). En la actualidad, donde los smartphones se han convertido en el medio de acceso más habitual, necesitamos comprobar el aspecto de nuestro diseño en multitud de dispositivos.

Existen soluciones, Microsoft ofrece de forma gratuita una página donde introduciendo la URL podemos ver qué aspecto tendrá dicha página en diversos equipos y navegadores. El resultado es una serie de capturas de pantalla que nos permitirán comprobar que tal se ve nuestra página.

De hecho, la tecnología detrás de este servicio es BrowserStack, que permite probar sobre dispositivos físicos reales, tanto móviles como de escritorio. Sin embargo, en este caso, el servicio tiene un coste que variará en función de las prestaciones que se deseen.

La versión beta de Chrome, que se puede descargar en este enlace, también introduce opciones de este tipo, pero en este caso, simulando el aspecto directamente en nuestro navegador, lo que puede ser más que suficiente para la mayoría de nuestros trabajos web.

Para acceder a estas opciones, debemos ir a la opción Más herramientas y seleccionar Herramientas del desarrollador o usar el atajo de teclado correspondiente. Con ello, nos aparecerá a la derecha, el conjunto de herramientas, extremadamente útiles para inspeccionar elementos, consola de Javascript,  etc. En este caso, únicamente nos vamos a centrar en la opción de dispositivos.

2016-06-07_1015

Seleccionando dicha opción, veremos la página tal como quedaría en diferentes dispositivos. Por ejemplo, vemos qué tal luce nuestro blog en galaxy S5, tanto en vista vertical como en horizontal.

2016-06-07_1018

Nos sugiere diversos dispositivos y con la opción Edit, nos vamos a un menú donde aún aparecen más opciones de selección.

2016-06-07-1023
2016-06-07_1026

En este menú no solo tenemos un abanico mucho más amplio de dispositivos, sino que podemos definir un dispositivo editando directamente sus características (resolución, user agent, densidad de la pantalla y tipo de dispositivo).

2016-06-07_1027

Finalmente, otra opción extremadamente interesante es definir la velocidad de los datos. Cuando hablamos de dispositivos móviles navegando desde redes móviles, es crítico conocer qué rápido se cargará la página, por tanto, eligiendo las velocidades a las que simulará la transferencia, podremos hacernos a la idea, de lo fluida que será la visualización para un usuario utilizando 2G, 3G, WiFi, etc.

2016-06-07_1028

Espero que estas opciones de Chrome os puedan resultar de utilidad.

Excel tips: usar BuscarV

El post de hoy será extremadamente breve y tiene su origen a partir del comentario de un alumno, que se quejaba de una expresión en Excel, que quería desarrollar, con cinco o seis if anidados. Su disgusto, perfectamente razonable, era que la fórmula quedaba extremadamente compleja de entender y que era extremadamente fácil equivocarse al escribirla.

Mi comentario fue que, normalmente, si algo queda demasiado complejo, es momento de preguntarse si hay un camino alternativo más sencillo y le sugería que investigara el uso de alguna otra fórmula de Excel.

Planteemos el caso, supongamos que tenemos una tabla de alumnos con un calificación numérica, en este caso con dos decimales.

2016-03-01_0855

 

Queremos agregar una nueva columna que indique la calificación en forma de insuficiente, suficiente, bien, notable y excelente. Para ello, una primera aproximación, podríamos decir que de fuerza bruta, sería idear una expresión del tipo:

2016-03-01_0854

Nos podemos imaginar cómo quedaría la expresión, si en lugar de tener cinco categorías, tuviéramos diez, quince o más.

Una forma bastante más sencilla y elegante de solucionar el problema es la que ofrece la expresión BUSCARV (también nos serviría BUSCARH usando una tabla de correspondencias horizontal en lugar de vertical)

El primer paso, será construir la tabla de correspondencias, en este caso, como quiero usar la función BUSCARV la construiremos en forma vertical:

2016-03-01_0859

El siguiente paso será substituir la larga expresión de SI anidados por esta más sencilla:

2016-03-01_0903

Si observamos la fórmula, en primer lugar va la celda que se inspecciona el valor, en segundo la tabla de correspondencia (aquí hace falta incluir el símbolo $ en la fila columna de las celdas para referenciarlas de forma absoluta) y por último la columna que se mostrará como resultado, en este caso la de calificaciones que es la segunda columna de la tabla.

El resultado como se puede ver, es mucho más limpio compacto y claro, además permite crecer en complejidad sin problemas.

2016-03-01_0904

Actualización

Como bien comenta mi colega Josep Lluís, el caso que he presentado realiza una búsqueda con aproximación, por ejemplo, cualquier valor mayor o igual a 5 pero inferior a 6, se asocia al valor de la tabla suficiente. Sin embargo, hay situaciones, donde es necesario que la relación sea por valores idénticos o exactos. Para forzar esta situación, añadiríamos al final de la expresión BUSCARV la palabra FALSO, dejando la expresión:

=BUSCARV(C4,$A$4:$B$8;2;FALSO)

En este caso, observaríamos que en los casos que el valor de la nota no se correspondiera exactamente con el valor de la tabla de correspondencia, el resultado sería N/A (no disponible).

Otro buen ejemplo de lo importante que es plantearse soluciones alternativas cuando la aparentemente sencilla se va haciendo más y más compleja.

Carpetas compartidas en Onedrive

El servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft, Onedrive (anteriormente conocido como Skydrive) es uno de los servicios más populares junto a Dropbox y Google Drive y como el resto de sus competidores, permite acceder desde el navegador o desde aplicaciones clientes para Mac, Windows ( en Windows 10 ya viene integrado) y las plataformas móviles de iOS, Android y Windows Phone.

Como cualquier servicio de almacenamiento permite compartir carpetas entre diversos usuarios, pero hasta ahora, Onedrive tenía una seria limitación, los usuarios con los que compartíamos los recursos no tenían la opción de tener una carpeta local sincronizada con dicho recurso compartido, como sí es posible en Dropbox, por ejemplo. Afortunadamente, ahora ya es posible realizar esta acción, con unos pasos extremadamente sencillos.

En primer lugar creamos el recurso que queremos compartir y lo compartimos con el usuario o usuarios que deseemos, estableciendo el tipo de compartición.

2015-09-04_1111

2015-09-04_1112

El usuario destinatario, recibirá un correo de notificación y en cuanto entre a la página de Onedrive, verá como tiene dicho recurso disponible, en la sección de compartido, donde verá los recursos que los diversos usuarios le ha compartido, quién le ha compartido dicho recurso y si lo tiene permiso de visualización o de edición.

2015-09-04_1115

Ahora haciendo botón derecho sobre el recurso, aparece un menú donde seleccionaremos la primera opción que es Añadir a mi Onedrive

2015-09-04_1146

Una vez hecho esto, veremos como en nuestro cliente, en este caso en un Mac OS X, se nos crea la carpeta en cuestión

2015-09-04_1120

De esta forma será mucho más sencillo para usuarios de este servicio trabajar y compartir información de forma colaborativa.

Hasta el próximo post